16 respuestas

  1. jesus cece
    22 de Octubre de 2008

    tremenda concidencia, pero sera o sera un montaje de alguien interesado em presentar esto, pero se requiere de tremenda imaginaciòn no crreen esperemos que aparescan mas concidencia

    Responder

  2. edgar zorzoli
    24 de Octubre de 2008

    mmm..para mi que si che…nostradamus con la tremenda inteligencia podia hacer eso y mucho mas…

    lo del billete no es coincidencia,,,ya seria mucho eso…

    hay q admitir que fue un kpo y ademas predijo lo q iba a pasar en un billete…q mas quieren??…les dejo q piensen…chauu…saludos…

    Responder

  3. Ronald
    1 de Noviembre de 2009

    hola todos,para comenzar no es un montaje,porque yo ya lo eh probado en mi casa y si resulta como dice el video y es impresionante;no se prestense un billete de algun familiar o amigo,para que lo intenten y me daran la razon.

    Responder

  4. josk
    22 de Diciembre de 2009

    ne si es montaje o no?

    Responder

  5. roxana
    5 de Enero de 2010

    SOBRE EL BILLETE DE 20 DOLARES ES VERDAD,INCLUSO UNA AMIGA ME LO ENVIO COMO MESTRAN EL BILLETE,Y COMO LO VAN DOBLANDO,Y COMO VAN APARECIENDO,OSAMA,LAS TORRES GEMELAS,INGLUSO EN LAS TORRES SE APRECIA UNA FIGURA ATERRADORA RIENDOSE.

    Responder

  6. lazaro
    27 de Enero de 2010

    el mundo es una costante de incognitas pero la casalidad y la sorpreza es algo que todavia no se comprende muy bien pero la realidad puede ser manipulable por los poderosos y justificar las matanzas

    Responder

  7. KOCH
    16 de Marzo de 2010

    aUN FALTA MUCHO QUE COMPRENDER SOBRE TODO LOS QUE MANEJAN EL MUNDO SON MAS QUE AUTORIDADES DEMOCRATICAS O LIBRES SON MANEJADAS POR SECTAS QUE TRASIENDEN AÑOS EN LA HISTORIA UN EJEMPLO VIVO,, los billetes,LOS BANQUEROS son illuminatis que su mision es destruir al mundo EN DONDE SE ENCUENTRAN PERSONAJES TALES COMO ROCKEFELLER,ROSTCHILD,E INCLUSO LUSO GATES dE MICROSOFT ,FORMAN LA SECTA MAS ANTIFUA DEL MUNDO,,SU MISION CONTROLAR Y ACABAR CON ORDEN PUBLICO DOMINANDO LAS MASAS.

    Responder

  8. LEO
    10 de Abril de 2010

    LES HABLARE UN POCO SOBRE NOSTRADAMUS:
    Michel de Nôtre-Dame (14 de diciembre de 1503 – 2 de julio de 1566) o Miquèl de Nostradama en occitano, fue un médico y consultor astrológico provenzal de origen judío, considerado uno de los más renombrados autores de profecías y eventos futuros. Su obra profética Las verdaderas centurias astrológicas y profecías fue publicada por primera vez en 1555.

    Desde la publicación del libro, muchas personas se han visto atraídas por sus misteriosos versos (comúnmente escritos en cuartillas). La mayoría de sus seguidores afirman categóricamente que Nostradamus predijo todas las catástrofes del mundo, desde su época hasta el futuro año 3797, fecha en que supuso que acontecerá el fin del mundo. También colaboró con la aristocracia francesa, elaborando horóscopos para la reina Catalina de Médici, prediciendo sorprendentemente la muerte del rey Enrique II y, finalmente, siendo asignado como médico de la corte real por Carlos IX.

    En contraste, muchas de las fuentes científicas afirman que la relación que existe entre los eventos mundiales y Nostradamus, es resultado de las traducciones e interpretaciones tendenciosas, con la finalidad de que coincidan plenamente con los acontecimientos que ocurren día a día. Por lo tanto, no hay evidencia cierta de que realmente Michel de Notredame haya hecho que las predicciones que son tan anunciadas tengan una clara identificación a la postre en el tiempo.

    Contenido [mostrar]
    1 Biografía
    1.1 Infancia
    1.2 Época de estudiante
    1.3 Primer matrimonio
    1.4 Segundo matrimonio
    1.5 Relación con la aristocracia
    1.6 Últimos años y muerte
    2 Interpretación de su obra
    2.1 Preparación y métodos para la profecía
    2.2 Escepticismo
    3 Ejemplos de cuartetas que se consideran proféticas
    4 ¿Dejó un manuscrito con acuarelas?
    5 Interpretación de Echeverri Uraburu
    6 Obras principales de Nostradamus
    7 Referencias
    8 Bibliografía recomendada
    9 Voces correlacionadas
    10 Música
    11 Enlaces externos

    Biografía [editar] Infancia [editar]Hijo del comerciante Jaume de Nostredame, Michel de Nostredame nació el 14 de diciembre de 1503 (aunque también se ha mencionado que su nacimiento aconteció el 21 de diciembre del mismo año[1] ) en Saint-Rémy-de-Provence, al sur de Francia. Judío de origen —su abuelo paterno , llamado Emilio, pertenecía al pueblo judío—, su familia se convirtió, al menos externamente, a la religión católica romana cuando las autoridades de Provenza forzaron a los ciudadanos judíos a convertirse a esta confesión.

    De niño, Nostradamus demostró grandes aptitudes para las matemáticas y la astrología. De hecho, sus maestros a menudo se ofendían por el apoyo que demostraba a las teorías presentadas por Copérnico dentro de la astronomía.

    Época de estudiante [editar]A la edad de 15 años, Michel ingresó a la Universidad de Avignon Francia para estudiar el bachillerato. Durante un año, logró acreditar el Trivium —unión existente en la época medieval de tres materias: gramática, retórica y lógica—, tiempo tras el cual se vio en la necesidad de buscar una nueva institución donde continuar sus estudios a causa de la clausura de Avignon por la epidemia de peste negra persistente durante esa época. Años después, ingresó a la Universidad de Montpellier para estudiar Medicina, terminando sus exámenes de bachillerato en 1525.

    La aparición de la peste bubónica interrumpió nuevamente sus estudios, viéndose obligado a viajar por toda Francia asistiendo a los enfermos a través de la estructuración de mejores dietas en la alimentación y vestimenta de cama, agua y pasillos bien aseados. Mientras se hallaba viajando encontró e intercambió información con varios doctores, alquimistas, cabalistas y místicos renacentistas en la clandestinidad. Sus conocimientos como apotecario le fueron de utilidad para crear la “píldora rosa”, la cual fue muy aclamada en la época por ofrecer una solución médica para la peste al contener aparentemente una fuerte dosis de vitamina C.

    En 1530 regresa a Montpellier para recibir su doctorado, pero la conservadora de la universidad lo expulsó al descubrir su anterior oficio como apotecario —un aspecto estrictamente prohibido por los estatutos de la universidad—.[2] Después de su expulsión, Michel volvió a ejercer sus conocimientos como apotecario en una sociedad atemorizada por la epidemia de peste existente.

    Lugar de Nacimiento de Nostradamus. Primer matrimonio [editar]En 1531, Michel fue invitado por Julius Caesar Scaliger para acudir al pueblo de Agen, donde desposó a una mujer cuyo nombre se encuentra aún bajo disputa (posiblemente Henriette d’Encausse como también se discute a Anne de Cabrejas, una joven Catalana, de Perpignan), con la cual procreó dos hijos. En 1537 murieron su esposa y sus dos niños, presumiblemente a causa de la peste bubónica. En ese momento, Scaliger tuvo una disputa con él, y las autoridades de la Iglesia le solicitaron enfrentarlo a la Inquisición en Toulouse por un descortés comentario hecho sobre la realización de una estatua de la Virgen María.

    En 1545 acudió con el físico Louis Serre para combatir un brote de la plaga en la comunidad de Marseille, para luego continuar en su intento por la erradicación de la misma en las regiones de Salon-de-Provence y Aix-en-Provence, siendo la primera donde establecería su residencia, la cual habitaría hasta su fallecimiento.

    Segundo matrimonio [editar]Al establecerse en Salon-de-Provence, en 1547 desposó a una viuda adinerada llamada Anne Ponsarde Gemelle. Durante este período, Michel comenzó a alejarse de la Medicina para acercarse a lo oculto. Con su supuesta habilidad para prever el futuro, escribió una serie de almanaques anuales (siendo el primero publicado en 1550), donde comenzó a utilizar la versión latina de su nombre auténtico, refiriéndose ahora como Nostradamus. Fue gracias a su éxito que se vio motivado a continuar redactando con mayor frecuencia dichas publicaciones.

    En este segundo matrimonio, Nostradamus tuvo otro hijo.

    Relación con la aristocracia [editar]Tras el exitoso serial de publicaciones proféticas, muchas personas provenientes de alejadas regiones francesas comenzaron a contactar a Nostradamus con tal de conocer lo que les depararía en su vida futura a través de los horóscopos. Debido al acreciente número de “clientes”, decidió iniciar un proyecto, consistente en escribir un libro de 1000 redondillas, conocidas como centurias,[3] las cuales consistían en versos proféticos donde extendía la información contenida en sus anteriores almanaques. Sin embargo, con la intención de evitar una polémica que condujera a posibles enfrentamientos con la Inquisición, inventó un método para oscurecer las profecías del libro utilizando juegos de palabras y mezclando idiomas, tales como provenzal, griego, latín, italiano, hebreo y árabe.

    Al ser publicada su máxima obra escrita bajo el nombre de Las profecías, muchos empezaron a criticar su contenido, argumentando que constituía información obtenida del demonio, y clasificando a Nostradamus como hereje. Contrariamente, ciertos sectores sociales apoyaron la publicación, otorgándole un distintivo de importancia espiritual, al considerar la obra como una post-biblia auténtica.

    Mientras tanto Catalina de Médici – esposa del rey Enrique II de Francia – se pronunció como una de las más grandes admiradoras de Nostradamus tras leer cada uno de sus almanaques publicados. Debido a ello, lo invitó a París para preguntarle sobre el futuro de sus hijos a través de hóroscopos.

    Últimos años y muerte [editar]Hacia 1566, la enfermedad contraída por Nostradamus se convirtió en edema. El 1 de julio al atardecer, mencionó a su secretaria, Jean de Chavigny, que “no lo encontrarían vivo para el amanecer”. Al día siguiente fue encontrado muerto al lado de su cama.[cita requerida]

    «Aquí descansan los restos mortales del ilustrísimo Michel Nostradamus, el único hombre digno, a juicio de todos los mortales, de escribir con pluma casi divina, bajo la influencia de los astros, el futuro del mundo.» Así reza el epitafio de Nostradamus, cuyas primeras profecías ya le habían otorgado cierta fama.

    Se cuenta que, cuando muchos años después, en los tiempos turbulentos de la Revolución francesa, llegaron a su tumba saqueadores y encontraron entre sus restos un medallón de oro que tenía la fecha exacta del saqueo de la tumba.[cita requerida]

    Interpretación de su obra [editar]Relatos bibliográficos de la vida de Nostradamus afirman que temía ser perseguido por hereje por la Inquisición, ya que muchos otros, quienes habían publicado ideas polémicas en aquellos tiempos, habían sido torturados o quemados en la hoguera.

    Según algunos “intérpretes” de Nostradamus (porque según los escépticos no hay nada que interpretar, son palabras que galopan en libertad) por esta razón, y para evitar que alguien posteriormente cambiara el futuro utilizando sus profecías, Nostradamus decidió volverlas extremadamente crípticas, con omisiones de palabras clarificadoras que tal vez servían para respetar la métrica de la poesía, con alusiones, con autorreferencia a otras partes de la profecía, con frases enigmáticas, con apócopes, metátesis y breves anagramas. Las cuartetas están cargadas de metáforas y de palabras griegas y latinas empleadas en un modo muy particular de Nostradamus, algo muy similar al método de Jorge Luis Borges.

    Probablemente debido a la oscuridad de sus cuartetas proféticas, éstas han perdurado por siglos y han sido a menudo interpretadas de forma distinta por diferentes estudiosos a lo largo de los años. Muchos libros han sido escritos basándose en estas varias interpretaciones, a pesar de que las diversas “lecturas” de su material han variado de una publicación a otra.

    Preparación y métodos para la profecía [editar]Sus estudios médicos incluyeron escritos hechos por Alberto Magnus, Paracelsus y Cornelio Agrippa. Nostradamus poseía un libro sobre las claves de Salomón[cita requerida] y estudió la cábala judía, la cual afirma que la reunión con el Divino es posible a través del estudio del árbol de la vida, un camino místico con diez niveles de conciencia. En Sicilia entró en contacto con los místicos Sufi y leyó “El Elixir de la Extrema Felicidad”, escrito por el maestro Sufi al-Ghazzali. Nostradamus también estudió “De Mysteriis Aegyptorum” (los misterios egipcios), un libro sobre magia caldea y asiria escrito por Jamblinchus (Jamblico, Iamblico), un neo-platónico del siglo IV.

    Centurias impresas en Turín en 1720.Nostradamus empleó varias técnicas para entrar al estado meditativo necesario para acceder a futuras probabilidades. Para entrar en estado de trance incluyó los antiguos métodos de contemplación de la flama, contemplación del agua o incluso ambos simultáneamente. Estas técnicas fueron diseñadas para detener la mente y así lograr ver internamente. También usó una técnica de Branchus, el profeta délfico de Grecia, que consistía en sentarse sobre un trípode de bronce y contemplar el interior de un bol de bronce lleno con agua y varios aceites y especias. En su carta a Enrique II, Nostradamus dice “he vaciado mi alma, cerebro y corazón de toda preocupación y he logrado un estado de tranquilidad y quietud de la mente, los cuales son requisitos para predecir a través del trípode de bronce”. En la actualidad, a diferencia de las épocas de extrema censura de Nostradamus, existen muchos libros que explican métodos para entrar a través de ellos en estado meditativo o “frecuencia cerebral theta”.

    Escepticismo [editar]Los escépticos sostienen que su reputación como profeta ha sido construida por intérpretes de nuestros tiempos, que hacen calzar sus palabras con eventos que ya se han verificado o que son tan cercanos que pueden ser considerados como inevitables, un proceso conocido como “precognición retroactiva”. Hay quienes sostienen que ninguna cuarteta de Nostradamus ha sido interpretada antes de que un determinado acontecimiento previsto por ésta se haya cumplido, o son de significado muy genérico (por ejemplo: habrá un incendio en occidente, comenzará una guerra espantosa en oriente).

    Una buena demostración de este sistema de predicción flexible consiste en tomar estrofas escritas por poetas o compositores modernos (p.ej. Bob Dylan) y mostrar cómo parecen igualmente “proféticas”. Se pueden usar una serie de trucos para hacer profecías (no sólo con Nostradamus, sino también con la Biblia, por ejemplo), tales como hacer profecías ambiguas, profetizar hechos que suelen ocurrir a menudo, etc.

    Algunos estudiosos creen que Nostradamus escribía no como profeta, sino para comentar eventos que pertenecían a sus tiempos, escribiendo en su modo elusivo – usando una lengua críptica y metafórica – para evitar persecuciones. Esto sería parecido a la interpretación preterística del Apocalipsis de San Juan; tal vez quería simplemente escribir a propósito de eventos contemporáneos, pero con el pasar del tiempo sus escrituras fueron interpretadas como profecías.

    La mayor parte de las cuartetas tratan sobre desastres de varios tipos, que incluyen epidemias, terremotos, guerras, inundaciones, asesinatos, aridez de la tierra, batallas y otros temas parecidos.

    Algunas profecías son genéricas, sin precisar lugares y fechas; otras parecen tratarse de un personaje o de un pequeño grupo de personas. Algunas se refieren a un solo pueblo o ciudad, otras enumeran poblaciones diferentes.

    Ejemplos de cuartetas que se consideran proféticas [editar]Ejemplos de cuartetas que se consideran proféticas

    ¿Dejó un manuscrito con acuarelas? [editar]En 1982, la periodista italiana Enza Massa estaba en la Biblioteca Nacional de Italia, en Roma, dirigiendo una investigación sobre textos antiguos, cuando encontró en el montón de documentos un misterioso manuscrito fechado en 1629 con ochenta acuarelas. En la última página dice que el hermano cartujo Cinus Beroaldus recibió este libro de Cèzar de Nostredame, como regalo para el nuncio apostólico en Francia, el cardenal Maffeo Barberini (futuro papa Urbano VIII). Más adelante en el texto alguien sugiere que las acuarelas fueron hechas por Miguel de Nostradamus. Se considera esto como improbable, aunque en el libro de Javier Ruzo se menciona que Cèzar era buen pintor de miniaturas, y que parece que las acuarelas son una recreación de Papas pasados y además se tienen pocas referencias que Nostradamus hubiera tenido dotes pictóricas. Se cree que es una versión distinta del libro de Joaquín de Fiore con los papas graficados. Actualmente el libro ha sido analizado con varios métodos por el instituto Crisostomi de Roma, entre ellos el método del carbono 12, a parte de análisis químico de la tintas, minas y colores usados. Se ha determinado que las hojas del cuaderno, los dibujos y los colores son de alrededor del 1450. Los comentarios basados sobre la secuencia (incompleta) de los papas de San Malaquias son de alrededor del 1650. Hay unas hojas finales con caligrafía a pluma que son de alrededor del 1870. Estos hallazgos han sido presentados por Vincent Bridges en una conferencia publica en USA.[4]

    Interpretación de Echeverri Uraburu [editar]Una de las más recientes interpretaciones de las profecías de Nostradamus es la de Gonzalo Echeverri Uruburu, quien propone que el profeta francés, en más de 160 de sus profecías, predice para nuestros días una gran guerra entre el Islam y el Occidente. Dicho intérprete se basa en una exégesis contextual, es decir, que considera las profecías no aisladamente como generalmente se ha hecho, sino en conjunto. A pesar de la evidente oscuridad de las profecías, hay cuartetas que ciertamente parecen indicar una invasión islámica a Europa, como la que predice por ejemplo la invasión a España en estos términos: “De la comarca de la Arabia Feliz / nacerá un Maestro de la ley de Mahoma / que viajará a España y conquistará Granada / y luego por mar al pueblo ligústico” (V-55 ).

    En otra, usando una sinécdoque, un recurso literario preferido por el profeta, éste vaticina la invasión de Irán al oriente de Europa: “Llama ardiente será vista en el cielo de noche / cerca del fin y principio del Ródano, / hambre, espada, tarde el socorro previsto, / Persia vuelve a invadir Macedonia” (II- 96).

    En VIII -15 se habla de “Masas de hombres se dirigirán con grandes esfuerzos hacia el Norte / para turbar a Europa y a casi todo el mundo…”

    Se predice igualmente la aparición de un gran guerrero musulmán que, procedente del Asia Central, llegará a atacar a Francia después de conquistar a Estambul: “Del Mar Negro y de la Gran Tartaria / un rey llegará para ver la Galia / atravesará Rusia y Armenia / y dejará en Bizancio una vara sangrante (estandarte de guerra)” en V-54.

    En II-4 se habla del saqueo de las costas italianas: “Desde Mónaco hasta más allá de Sicilia / toda la costa marina quedará desolada / No habrá barrio, ciudad ni villa / que no sea saqueada y robada por los bárbaros”. Y como en el texto del citado autor se menciona, los episodios de esta terrible guerra (“La Tercera Inundación de Sangre Humanna ” en términos del profeta) son referidos con detalle, especialmente en lo que se refiere a la fuga del Papa de Roma, en lo cual coincide con otras profecías y las feroces batallas en Francia, que bajo las órdenes de Chirén, el gran rey francés, derrotará finalmente a los musulmanes, después de muchos años de guerra.

    Obras principales de Nostradamus [editar]Interpretation des Hyeroglyphes de Horapollo.
    Traité des Fardements et Confitures, Lyon 1556.
    Les Vrayes Centuries et Propheties de Maistre Michel Nostradamus, ediciones originales de Avignon 1556, Lyon 1558.
    Les Vrayes Centuries et Propheties de Maistre Michel Nostradamus, Lyon 1568 (edición póstuma con diez centurias),
    Les Vrayes Centuries et Propheties de Maistre Michel Nostradamus Troyes 1610 (edición de la imprenta real de doce centurias)
    Vaticinia Michaelis Nostredami de Futuri Christi Vicarii ad Cesarem Filium
    (VE 307; Vaticinios de Nostradamus manuscrito descubierto en 1982 en la Biblioteca Nazionale Centrale en Roma)
    AHORA SOBRE MALAQUIAS:
    Las Profecías de San Malaquías son dos textos que supuestamente le fueron revelados al arzobispo católico san Malaquías de Irlanda durante el término de una peregrinación hacia Roma en 1140. No obstante, ambos escritos se dieron a conocer siglos después —cuando muchos de los sucesos predichos ya habían sucedido—, por lo que se han establecido serias dudas sobre su autenticidad. El hecho de que su íntimo amigo san Bernardo de Claraval, autor de la Vida de San Malaquías, no las mencione no refuerza la tesis de que puedan ser una falsificación muy posterior (si bien es cierto que en su Breviario indica que gozaba del don de la profecía, sin entrar en más detalles). No obstante, es famosa en todo el mundo su atribuida Profecía de los Papas, normalmente considerada de carácter apocalíptico (ver más abajo).

    Contenido [mostrar]
    1 La profecía de Irlanda
    2 La “profecía de los Papas”
    2.1 Lemas correspondientes a Papas y Antipapas anteriores a 1595
    2.2 Lemas correspondientes a Papas posteriores a 1595
    3 El lema 112º y la coletilla apocalíptica
    4 Canonicidad de los textos
    5 Posible fraude
    6 Referencias
    7 Véase también
    8 Enlaces externos

    La profecía de Irlanda [editar]La primera profecía de San Malaquías hace referencia a los sucesos futuros de su tierra natal, Irlanda. Su redacción, muy distinta a la de la segunda, predice que Irlanda caerá en manos de los ingleses y sufrirá persecuciones y calamidades de todo tipo durante «una semana de siglos». Transcurrido este tiempo, será «liberada de sus opresiones» (u «opresores»), que sufrirán toda clase de castigos terribles, y entonces Irlanda desempeñará un papel prioritario en la conversión de Inglaterra al catolicismo. Esta profecía es en apariencia extraordinaria, dado que san Malaquías murió siglos antes de que surgiera el anglicanismo e Inglaterra lo asumiera. Lamentablemente, la primera noticia que tenemos sobre ella nos la da Dom Mabillon, un monje benedictino francés del siglo XVII, según él de un antiguo manuscrito [perdido] preservado en Clairvaux (Claraval).

    La “profecía de los Papas” [editar]La segunda profecía de San Malaquías aparecería antes: para ser exactos, en el Lignum Vitae, publicado por otro monje benedictino francés, Arnold de Wyon, en 1595. Un erudito en la historia de su Orden, dedicó este libro al Rey de España Felipe II, y es en esencia una biografía colectiva de los benedictinos elevados a la dignidad episcopal. Tras unos párrafos sobre San Malaquías, termina diciendo: «Escribió varios opúsculos. Hasta el día de hoy no he tenido ocasión de ver ninguno, exceptuando una profecía relacionada con los soberanos pontífices. Puesto que es muy breve, y que yo sepa no ha sido dada a imprimir todavía, y dado que a muchos les complacería conocerla, copio a continuación su contenido». Supuestamente, el texto original estaría o habría estado custodiado en el Archivo Secreto Vaticano durante esos 400 años.

    Sigue una serie de 112 pequeños lemas o frases en latín sin numerar haciendo alusión alegórica a los siguientes 112 papas que gobernarían la Iglesia Católica, desde Celestino II (1143-1144) hasta un supuesto Pedro el romano, incluyendo a los Antipapas. Es curioso observar que las divisas correspondientes a los Papas anteriores a 1595 son mucho menos ambiguas que las sucesivas. La lista es la siguiente:[1]

    Lemas correspondientes a Papas y Antipapas anteriores a 1595 [editar]Ex castro Tiberis (Del castillo del Tíber) – Celestino II (1143-1144) nació en Città del Castello, a orillas del Tíber
    Inimicus expulsus (El enemigo expulsado) – Lucio II (1144-1145). De la familia Caccianemici (caccia = cazar), ([e]nemici = enemigos).
    Ex magnitudine montis (De la grandeza del monte) – Eugenio III (1145-1153); su apellido fue Montemagnus, y nació en el castillo de Grammonte.
    Abbas suburranus (El abad de Suburra) – Anastasio IV (1153-1154), cuyo nombre era Corrado Della Suburra. Fue abad antes que Papa.
    De rure albo (Del campo blanco) – Adriano IV (1154-1159) era de origen campesino y nació en Saint-Alban (Alba = “blanco, albino”).
    Ex tetro carcere (De tétrica cárcel) – Víctor IV (1159-1164), antipapa. Había sido cardenal de San Nicolás in Carcere (en prisión).
    De Via Transtiberina (De la Vía transtiberina) – Pascual III, (1164-1168), antipapa. Nacido en Lombardía y ex cardenal de Santa María del Trastévere, todo ello bañado por el río Tíber.
    De Pannonia Tusciae (De Panonia a Toscana) – Calixto III (1170-1177), antipapa. De nacionalidad húngara (en latín, pannonia) fue cardenal-obispo de Tusculum.
    De Ansere custode (Custodio de la Oca) – Alejandro III (1159-1181). Su apellido era Paparona, que significa “oca”. Fue custodio de la Iglesia frente a los tres antipapas anteriores.
    Lux in ostio (Luz en la puerta) – Lucio III (1181-1185). Lucio III, nombre que viene de “luz”, fue cardenal de Ostia (ostia = “puerta”).
    Sus in cribo (Una cerda en una criba) – Urbano III (1185-1187). Uberto Crivelli (crivelli = “criba”) tenía un cerdo en su escudo de armas.
    Ensis Laurentii (La espada de Lorenzo) – Gregorio VIII (1187). Ex-cardenal de San Laurencio, con dos espadas en su escudo de armas.
    De schola exiet (Salido de la escuela) – Clemente III (1187-1191). Bautizado Paolo Scholari (de la escuela).
    De rure bovensi (De campo de bueyes) – Celestino III, (1191-1198). De la familia de los Bovis (bueyes) y originario de la campiña romana.
    Comes signatus (Conde Signado) – Inocencio III (1198-1216), de la familia Conti di Signi (luego Segni).
    Canonicus es larere (Canónigo de Letrán) – Honorio III (1216-1227) fue canónigo de San Juan de Letrán.
    Avis ostiensis (El ave de Ostia) – Gregorio IX (1227-1241), fue cardenal de Ostia y había un pájaro en su escudo de armas.
    Leo sabinus (El león sabino) – Celestino IV (1241). Con un león en su escudo de armas, fue cardenal-obispo de la Sabina.
    Comes laurentius (El conde de Lorenzo) – Inocencio IV (1243-1254). Conde de Lavagne de San Lorenzo.
    Signum ostiense (El signo de Ostia) – Alejandro IV (1254-1261). Otro miembro de la familia de los Signi, ex-cardenal de Ostia.
    Jerusalem campaniae (Jerusalén en Campania) – Urbano IV (1261-1264), nacido en Troyes, Champagne, y posteriormente patriarca de Jerusalén.
    Draco depresus (El dragón perdido o vencido) – Clemente IV (1265-1268). Sus armas representaban un águila aprisionando entre sus garras a un dragón.
    Anguineus vir (El hombre de la culebra) – Gregorio X (1271-1276). De la familia de los Visconti, cuyo escudo de armas incluye una culebra comiendo a un hombre.
    Conciunator gallus (El predicador galo) – Inocencio V (1276), nacido en Francia, primado de los Galos, conocido como doctor famosissimus por su oratoria.
    Bonus comes (El buen conde) – Adriano V (1276). Conde de Lavagne.
    Piscator tuscus (El pescador toscano) – Juan XXI (1276-1277), de nombre Pedro y cardenal de Tusculum.
    Rosa composita (La rosa compuesta) – Nicolás III (1277-1280). Con una rosa en su escudo de armas, fue apodado el compuesto (“el componendas”).
    Ex telonio liliacei Martini (Del recaudador de Martín de lis) – Martín IV (1281-1285), tesorero de la iglesia de San Martín de Tours, y Canciller del Rey de Francia (cuyo símbolo, como es bien sabido, es la flor de lis).
    Ex osa leonina (De la rosa del león) – Honorio IV (1285-1287) de la familia Savelli, cuyas armas constan de una rosa llevada por dos leones. Rompió los vínculos entre la Iglesia occidental y la oriental en el Concilio de Lyon.
    Picus inter escas (El pico en la comida) – Nicolás IV (1288-1292). Llamado Jerónimo d’Ascoli durante su pertenencia a la orden franciscana (esca significa “alimento”) el cardenal Giacomo Masci fue nombrado tras un concilio que duró más de un año (fue “picoteado” entre los cardenales).
    Ex eremo celsus (Elevado de la ermita) – Celestino V (1294), antes de ser elegido, fue ermitaño del monasterio de Pouilles.
    Ex undarum benedictione (De la bendición de las olas) – Bonifacio VIII (1294-1303). Llamado Benedicto Gaëtan. El escudo de la familia Gaëtan representa unas olas.
    Concionator patareus (El predicador de Patara) – Benedicto XI (1303-1304). Se llamaba Nicolás, y el obispo Nicolás original nació en Patara. Benedicto XI pertenecía a la Orden de los Predicadores.
    De fasciis Aquitanicis (De los lazos de Aquitania) – Clemente V (1305-1314), fue arzobispo de Bordeaux, en Aquitania, y su escudo de armas presentaba tres fasces de gulas.
    De surore osseo (Del zapatero de Ossa) – Juan XXII (1316-1334). El teólogo Panvinio —autor de biografías papales— le atribuyó erróneamente haber sido hijo de zapatero y pertenecer a la familia Heusse (Ossa), cuando en realidad pertenecía a la familia Duèze y nunca tuvo relación alguna con los zapateros. No obstante, este error de Panvinio también parece “pasar” a la profecía.
    Corvus schismaticus (El cuervo cismático) – Nicolás V (1316-1333), antipapa cismático.
    Abbas frigidus (El abad frío) – Benedicto XII (1334-1342), antiguo sacerdote del Monasterio de Frontfroid (Frente Frío).
    Ex rosa Attrebatensi (De la rosa de Arrás) – Clemente VI (1342-1352), ex-obispo de Arras (Francia), con unas rosas en su escudo de armas.
    De montibus Pammachii (Del monte Pammacos) – Inocencio VI (1352-1362), nació en el monte Limousin, muy próximo. En sus armas, seis montañas.
    Gallus vicecomes (Vizconde galo) – Urbano V (1362-1370) era vizconde y francés.
    Novus de virgine forti (El nuevo de virgen fuerte) – Gregorio XI (1370-1378), conde de Beaufort y Cardenal de Ste. Marie la Neuve.
    De cruce apostolica (De la cruz apostólica) – Clemente VII (1378-1394), antipapa y cismático, fue una “cruz” para el linaje apostólico.
    Luna cosmedina (Luna de Constanza) – Benedicto XIII (1394-1424). De nombre, Pedro de Luna. Se ocupó personalmente de la diócesis de Zaragoza -de donde procedía- y posteriormente al Concilio de Constanza. Excomulgado y considerado por el resto de Iglesia un antipapa.
    Schisma Barcinonum (El cisma de Barcelona) – Clemente VIII (1424-1429), antipapa con sede en Barcelona.
    De inferno prægnante (Preñado del infierno) – Urbano VI (1378-1389), por nombre de pila Bartolomé Pregnagni, nació en un barrio de Nápoles llamado Inferno.
    Cubus de mixtione (Cubo de mezcla) – Bonifacio IX (1388-1404). El escudo de armas de su familia representaba unos cubos entrelazados.
    De meliore sidere (De la estrella mejor) – Inocencio VII (1404-1406). Nombre de pila Cosimo de Migliorati o Cosmato de Meliorato (en ambos casos el apellido familiar significa “mejorado”). En su escudo de armas, una estrella.
    Nauta de ponto nigro (Marino del Mar Negro) – Gregorio XII, (1406-1415), nacido en Venecia, fue sacerdote de la iglesia de Negreponte.
    Flagellum solis (El azote del sol) – Alejandro V (1409-1410). Con un sol en su escudo de armas, fue sin duda un azote para la Iglesia en tanto que antipapa.
    Cervus sirenæ (El ciervo de la sirena) – Juan XXIII (1410-1419), antipapa. Baltasar Cossa fue Cardenal-diácono de San Eustaquio, y representado con un ciervo en su escudo. Era napolitano de origen; un topónimo clásico de Nápoles es jadis Parthenope, por el nombre de una sirena. En tanto que antipapa, su nombre fue ignorado y reutilizado en 1958.
    Corona veli aurei (La corona del velo de oro) – Martín V (1417-1431). Un Colonna, las armas de su familia incluyen una corona. Fue Cardenal Diácono de San Jorge del Velo de Oro. Puso fin al gran cisma de Occidente.
    Lupa Cælestina (Loba celestina) – Eugenio IV (1431-1447). Otro error de Panvinio. Escribió que pertenecía a la Orden Celestina, cuando en realidad era agustiniano. Este error también “pasa” a la profecía. Fue obispo de Siena, cuyas armas representan una loba.
    Amator crucis (Amante de la cruz) – Félix V (1439-1449), antipapa. Era el Duque Amadeo VIII de Saboya (Amadeo = “Ama a Dios”). En su escudo de armas, una cruz.
    De modicitate lunae (De la modestia de la luna) – Nicolás V (1447-1455). De orígenes modestos. Nacido en Lunigiana. Si bien fue un Papa enormemente ilustrado, creador de numerosos monumentos y de la Biblioteca Vaticana, su Papado quedó marcado por la amenaza turca a Europa (bajo la bandera de la Media Luna) y la mediocre respuesta de los señores cristianos a su llamamiento a la Cruzada contra la misma. Murió de noche.
    Bos pascens (El buey que pace) – Calixto III (1455-1458), nacido en Xàtiva (Valencia), de la familia Borja (Borgia). Su escudo de armas fue un buey dorado paciendo.
    De capra et albergo (De la cabra y del albergue) – Pío II (1458-1464). Antes de ser Papa, Enea Piccolomini fue secretario de los cardinales Capranica y Albergati.
    De cervo et leone (Del ciervo y el león) – Pablo II, (1464-1471). Pietro Barbo fue obispo de Cervie y cardenal de San Marcos, que tiene por símbolo un león. Y había también un león en su escudo de armas.
    Piscator minorita (Pescador menor) – Sixto IV (1471-1484). Hijo de pescador, fue educado por los frailes minoritas.
    Praecursor Siciliæ (El precursor de Sicilia) – Inocencio VIII (1481-1492), se llamaba Juan Bautista (nombre del precursor de Cristo) y estaba vinculado a la Corte de Alfonso, Rey de Sicilia.
    Bos albanus in portu (El buey albano en el puerto) – Alejandro VI (1492-1503) fue obispo-cardenal de Albano y Porto, y sus armas representan un buey.
    De parvo homine (Del hombre pequeño) – Pío III (1503). Prematuramente envejecido, no soportó las ceremonias de nombramiento y murió escasamente 10 días después de ser coronado Papa. Su apellido era Piccolomini (piccolo signica “pequeño”, y uomoni significa “hombres”).
    Fructus Jovis juvabit (El fruto de Júpiter agradará) – Julio II (1503-1513). Su escudo de armas contiene un roble, el árbol de Júpiter.
    De craticula Politiana (De la parrilla de Politiano) – León X (1513-1521). Era hijo de Laurencio de Médicis (san Laurencio tiene como emblema la parrilla donde fue martirizado), y fue obispo de Politiano.
    Leo Florentius (El león de Florencia) – Adriano VI (1522-1523). Pertenecía a la familia Florenz o Florent, cuyo escudo de armas contiene un león.
    Flos pilae aegrae (La flor de las columnas enfermas) – Clemente VII (1523-1534). Su escudo de armas incluía unas columnas y una flor de lis. Perteneciente a la familia Médici (médico), el periodo turbulento en que discurrió su papado invita a un juego de palabras sobre la enfermedad.
    Hyacinthus medicorum (El jacinto de los médicos) – Pablo III (1534-1549) fue el Papa del Concilio de Trento, que para los católicos “sanó” a la Iglesia. En su escudo de armas, dos flores de lis azules (también llamadas jacintos) y fue cardenal de San Cosme y San Damián, dos médicos mártires.
    De corona montana (De la corona del monte) – Julio III (1550- 1555). Bautizado Juan María del Monte, tenía dos coronas en su escudo.
    Frumentum floccidum (El trigo marchito) – Marcelo II (1555). Desarrolló una gran labor antes de ser Papa, pero estaba acabado físicamente y sólo vivió 22 días en la silla de Pedro. Su escudo de armas era de color trigueño.
    De fide Petri (De la fe de Pedro) – Pablo IV (1555-1559). Se llamaba Pedro Carafa (Carafa = fe).
    Aesculapii farmacum (El fármaco de Esculapio) – Pío IV (1559-1565). Pertenecía a la familia Médicis (juego de palabras: “médicos”) y era médico de profesión (el dios clásico de la medicina es Esculapio).
    Angelus nemorosus (El angel de los bosques) – Pío V (1566-1572). Miguel Ghisleri (Miguel es el nombre de un ángel) nació en Bosco (“bosque”) en Lombardía.
    Medium corpus pilarum (El cuerpo en medio de las columnas) – Gregorio XIII (1572-1585). En su escudo de armas, medio cuerpo de dragón. Fue nombrado cardenal por Pío IV, cuyo escudo contenía dos columnas.
    Axis in medietate signi (El hacha en medio del signo) – Sixto V (1585-1590). Su escudo de armas contenía un hacha cruzada con un león. El León es un signo del Zodiaco (Leo).
    De rore coeli (El rocío del cielo) – Urbano VII, (1590). Arzobispo de Rossano (Ros significa “rocío”). Sólo vivió doce días en la silla de Pedro, tan breve como el rocío del cielo.
    Llegados a este punto, se da un hecho en extremo curioso. Los 74 primeros lemas, hasta Urbano VII (1590), iban seguidos de un breve comentario explicativo redactado por el dominico español Alphonsus Ciacconius, erudito en la historia del pontificado. Ciacconius deseaba que, a la muerte de Urbano VII, los cardenales elevaran al Papado al cardenal Simoncelli, nativo de Orvieto (urbs vetus, ciudad antigua). Se ha sugerido, que el dominico pudiera prevalerse de la credulidad y prestigio del editor Arnold de Wyon para sacar a la luz una falsa profecía que contribuyera a la elección de Simoncelli, fracasando en su intento.

    Ex antiquitate urbis (De la antigüedad de la ciudad) – Gregorio XIV, (1590-1591). Niccoló Sfondrati nació en la ciudad de Cremona, que fue una de las primeras colonias latinas del valle del Po, en el siglo III a.c.
    Pia civitas in bello (La villa piadosa en guerra) – Inocencio IX (1591). Originario de Bolonia, la villa piadosa en guerra durante las batallas por el control de los Estados Pontificios, tal y como la define el Abad de Noé.
    Crux romulea (La cruz romana) – Clemente VIII (1592-1605). Su escudo de armas contenía la triple cruz papal en disposición oblicua.
    Lignum vitae se edita en 1595, constituyendo un éxito en toda la Europa cristiana.

    Lemas correspondientes a Papas posteriores a 1595 [editar]Undosus vir (El varón ondulado) – León XI (1605). Se ha dicho que porque su pontificado fue tan breve “como una ola” (28 días). Es el tercer papado más breve de la historia (siendo el primero el de Urbano VII)
    Gens perversa (El pueblo perverso) – Pablo V (1605-1621). Se dice que porque tuvo que hacer frente a la herejía bohemia y la conversión de la Corona de Austria al protestantismo, pero hubo papas que tuvieron que hacer frente a herejías de mucho mayor calado. También se ha sugerido que se debe a su escudo, donde había un dragón y un águila, animales considerados por la gente como “crueles” o “perversos”.
    In tribulatione pacis (En la tribulación de la paz) – Gregorio XV (1621-1623). Reconcilió al duque de Saboya con el Rey de España a costa de grandes esfuerzos.
    Lilium et rosa (El lirio y la rosa) – Urbano VIII (1623-1644). Una de las pocas profecías parecidas a las anteriores a 1595, aunque carente de la misma nitidez. Maffeo Barberini era de Florencia, cuyo símbolo es una flor de lis —que es la flor del lirio—, y su escudo de armas incorporaba abejas. Durante su pontificado hubo fuertes conflictos en Francia (cuyo símbolo es también la flor de lis) y en Inglaterra (cuyo símbolo es la rosa).
    Jucunditas crucis (La exaltación de la cruz) – Inocencio X (1644-1655). Al parecer, fue elegido al día siguiente al de la Exaltación de la Santa Cruz.
    Montium custos (El guardián de los montes) – Alejandro VII (1655-1667). De nuevo una profecía al estilo de las anteriores a 1595: en su escudo de armas había una estrella dominando unos montes.
    Sidus olorum (La estrella de los cisnes) – Clemente IX (1667-1669). Julio Rospigliosi nació cerca del río Stellata (stella = “estrella”). Parece ser que durante el cónclave ocupó la Cámara de los Cisnes del Vaticano, de donde salió como un “astro brillante”.
    De flumine magno (Del gran río) – Clemente X (1670-1676). De Roma, como tantos otros, pero el día de su nacimiento el río Tíber venía muy crecido y al parecer produjo inundaciones.
    Bellua insatiabilis (La bestia insaciable) – Inocencio XI (1676-1689). En su escudo de armas había un león y un águila. Estuvo muy próximo al Cardenal Cibo (cibus = “comida”). Tuvo oscuros enfrentamientos con el Rey de Francia Luis XIV, considerado por sus enemigos “insaciable” por sus fastos excesivos.
    Pœnitentia gloriosa (La penitencia gloriosa) – Alejandro VIII (1689-1691) se llamaba Pedro (nombre del “gran arrepentido”) y fue elegido el día de San Bruno (“ángel de la penitencia”). Forzó a los obispos de Luis XIV a arrepentirse de su Declaración del Clero de Francia.
    Rastrum in porta (El rastrillo en la puerta) – Inocencio XII (1691-1700). Otro de los lemas llamativos. Era originario de la casa de Pignatelli del Rastello (Rastello = “rastrillo”) nacido a las puertas de Nápoles (esta parte ya es menos precisa).
    Flores circumdati (Flores rodeadas) – Clemente XI (1700-1721). Nació en Urbino, cuyas armas son una corona de flores.
    De bona religione (De la buena religión) – Inocencio XIII (1721-1724). De una familia romana, los Conti, que ha dado a la Iglesia siete Papas. Lema muy genérico y ambiguo, podría aplicarse a cualquier cosa en un pontificado.
    Miles in bello (El soldado en la guerra) – Benedicto XIII (1724-1730) tomó las armas durante el asedio de Aviñón, pero no es el primer ni el último Papa que fue soldado en algún momento de su vida.
    Columna excelsa (Columna excelsa) – Clemente XII (1730-1740). Debe referirse a su gran obra monumental de construccion durante su papado, realizando grandes obras y restauración de monumentos.
    Animal rurale (El animal rural) – Benedicto XIV (1740-1758). Nacido en Bolonia, por lo que no era de origen rural. Considerado un gran trabajador (¿un “animal de carga”?). Sin correlación clara.
    Rosa Umbriae (La rosa umbría) – Clemente XIII (1758-1769). Era ex-obispo de Padua, donde nació san Francisco de Asís, la rosa de la Umbría. Demasiado rebuscado. Se ha dicho también que Umbría es el nombre de una rosa que se da en Venecia entre otros lugares, y este Papa era veneciano.
    Visus velox (la visión perforante) —y no Ursus Velox (El oso veloz)— – Clemente XIV (1769-1774). Se dice que tenía un espíritu vivo y penetrante, sin mayor correlación. Erróneamente se le denomina Ursus velox pero para que “la profecia” se cumpla, se argumenta que el cardenal Ganganelli, de la orden de los franciscanos, fue elegido por exigencias de los embajadores francés y español, para que disolviera la Compañía de Jesús (en la brevedad posible). Era hijo de un médico rural de la población de San Archangelo, próxima a Rímini, en cuyo escudo aparece un oso. El error Ursus velox por Visus velox aparece por primera vez en la edición de Colonia de 1656 (que comenzó a dirigir, por cierto, Ciacconi antes de su muerte en 1599) y de ahí ha pasado a la mayoría de ediciones contemporáneas. Pero en el original de De Wyon se lee Visus velox y no Ursus velox.
    Peregrinus apostolicus (El peregrino apostólico) – Pío VI (1775-1799). Obligado a desplazarse de Roma a Valence (Francia). Durante un viaje apostólico a Austria usó la divisa Peregrinus apostolicus, Viennae, 1782 pero esto bien podría haber sido precisamente para ampararse en la Profecía de San Malaquías, ya entonces conocida extensivamente. También se dice que es por la longitud de su pontificado, pero aunque fue duradero, los ha habido mucho más prolongados (sin ir más lejos, el de Juan Pablo II).
    Aquila rapax (El águila rapaz) – Pío VII (1800-1823). Fue contemporáneo de Napoleón Bonaparte, un emperador expansionista cuyo símbolo era el águila y que le sometió a fuertes presiones. Pero no es el primer Papa que convive en la Historia con un emperador expansionista que use como símbolo el águila (emblema imperial por excelencia) y sufre presiones por parte del mismo.
    Canis et coluber (El perro y la serpiente) – León XII (1823-1829) condenó y mantuvo un estricto seguimiento de los movimientos liberales —particularmente francmasones y carbonarios— y de las sociedades bíblicas protestantes. Por eso se le considera un perro (un vigilante) contra las serpientes destructoras de la Iglesia. Muy rebuscado. Se ha dicho que había un perro y una serpiente en su escudo de armas, pero en realidad sólo portaba águila en campo de azur.
    Vir religiosus (El varón religioso) – Pío VIII (1829-1830). Muy ambiguo. Es aplicable a cualquer Papa y, en general, a cualquier hombre de fe firme.
    De balnes Etruriæ (De los baños de Etruria) – Gregorio XVI (1831-1846). Se ha dicho que fue toscano o etrusco, y que portaba las armas de Etruria. Ninguna de las dos cosas es cierta: era veneciano y en su escudo sólo portaba su divisa. Pero era miembro de la Orden camaldulense fundada en un lugar llamado Balneum (=”baños”) y luego Balni (mismo significado), en Etruria. Curioso, pero sin duda un tanto rebuscado.
    Crux de cruce (La cruz de las cruces) – Pío IX (1846-1878). El pontificado más duradero de la historia, considerado por algunos una cruz de la Cruz. Fue retenido en su palacio del Vaticano por el Rey de Saboya, que ostentaba también el título Rey de Jerusalén, donde Cristo fue crucificado. De nuevo demasiada ambigüedad a no ser que se considera que significa ‘la cruz fue crucificada’. Es decir, el papa fue sometido por el poder político.
    Lumen in cælo (Luz en los Cielos) – León XIII (1878-1903). En su escudo de armas estableció un cometa sobre campo de azur. Sus muchas encíclicas se consideran por los católicos especialmente luminosas.
    Ignis Ardens (Fuego Ardiente) – Pío X (1903-1914). Nació en el día de San Dominico (4 de agosto) cuya orden tiene por escudo una antorcha encendida. 8 días después de su muerte dio inicio la Primera Guerra Mundial.
    Religio Depopulata (Religión Devastada) – Benedicto XV (1914-1922). Quizás uno de los lemas más extraordinarios. Durante el pontificado de Benedicto XV ocurrió la Revolución rusa de 1917 que implantaría el ateísmo en Rusia y luego en numerosos países; y también la Primera Guerra Mundial, en la que murieron millones de cristianos.
    Fides Intrepida (Fe Intrépida) – Pío XI (1922-1939). Demasiado ambiguo. Durante su pontificado se crearon las misiones y Acción Católica, que se tienden a considerar muestras de “fe intrépida”. Poco concluyente.
    Pastor Angelicus (El Pastor Angélico) – Pío XII (1939-1958) ha sido muy criticado por su actitud ante el nazismo, mucho más pasiva (se ha especulado que tal vez por su propia conveniencia) en comparación con la que adoptó, por ejemplo, ante el comunismo o el liberalismo. Firme creyente en la Profecía de San Malaquías, hizo filmar una película sobre sí mismo titulada Pastor angelicus. Se le conoce por su ascetismo y por ser hombre muy piadoso, pero no es posible establecer correlaciones más nítidas. A no ser que se recuerde su famosísima imagen de sí mismo tratando de confortar al pueblo de Roma tras un bombardeo en guerra.
    Pastor et nauta (Pastor y navegante) – Juan XXIII (1958-1963). Fue Patriarca de Venecia. El Papa del Concilio Vaticano II.
    Flos florum (Flor de las flores) – Pablo VI (1963-1978). Sus armas eran tres flores de lis, considerada la flor de las flores, pero pudo elegir este escudo precisamente por la Profecía. En todo caso era nativo de Florencia, cuyo símbolo es una flor de lis.
    De Medietate Lunæ (De la Mitad de la Luna) – Juan Pablo I (1978). Nacido cerca de Belluno (Bel-luno, luna bella). Su nombre era Albino Luciani (luz blanca, lo que sugiere la luz lunar). Su pontificado duró sólo 33 días.
    De Labore Solis (De la labor del Sol) – Juan Pablo II (1978-2005). Nació en Polonia, siendo el único papa proveniente de un país de la Europa oriental. Durante su pontificado cientos de viajes por todo el mundo -recordemos que en los tiempos de San Malaquías la creencia común era que el sol giraba, es decir, viajaba, en torno a la tierra, y no al contario-, recibiendo por ello el apelativo de “el papa viajero”. También nació un día de eclipse de sol y su funeral se realizó mientras se producía un eclipse solar.
    De Gloria Olivæ (De la Gloria del Olivo) – Benedicto XVI (2005- ). Nació un Sábado de Gloria, sábado después de Semana Santa con el que se conmemora la resurrección de Jesucristo (se abre la “gloria”= resurrección del Señor). La Semana Santa inicia el Domingo de Ramos (de olivo). Adicionalmente, el olivo generalmente implica una referencia a la paz. Benedicto XVI mismo explico: “He querido llamarme Benedicto XVI para relacionarme idealmente al venerado pontífice Benedicto XV, que ha guiado a la Iglesia en un periodo atormentado por el primer conflicto mundial. Fue valiente y auténtico profeta de paz y actuó con extrema valentía desde el inicio para evitar el drama de la guerra y después al limitar las nefastas consecuencias”.[2] Por otro lado la orden benedictina recibe el apelativo tradicional de “olivetana” y Benedicto XVI eligio su nombre papal como referencia especifica a San Benito de Nursia, aduciendo -a continuacion de lo anterior- que “el nombre de Benedicto evoca, además, la extraordinaria figura del gran ‘Patriarca del monacato occidental’, San Benito de Nursia. La progresiva expansión de la Orden Benedictina fundada por él ha ejercido un influjo enorme en la difusión del cristianismo en todo el Continente. San Benito es por ello muy venerado en Alemania y, en particular, en Baviera, mi tierra de origen. Constituye un fundamental punto de referencia para la unidad de Europa y un fuerte reclamo a las irrenunciables raíces cristianas de su cultura y de su civilización”.
    El lema 112º y la coletilla apocalíptica [editar]Tras estos 111 lemas proféticos atribuidos a San Malaquías, terminando con de gloria olivae (que se correspondería con el actual Papa Benedicto XVI), aún aparece en el Lignum Vitae un 112ª lema seguido de una coletilla de tonos apocalípticos:[1]

    […] Gloria olivæ.
    In prosecutione extrema S.R.E. sedebit. (S.R.E. = Sanctæ Romanæ Ecclesiæ)
    Petrus Romanus, qui
    pascet oves in multis tribulationibus:
    quibus transactis civitas septicollis diruetur,
    et Judex tremendus iudicabit populum suum. Finis.
    Que en castellano significa:

    «[…] La gloria del olivo.
    Durante la persecución final de la Santa Iglesia de Roma reinará.
    Pedro el Romano, quien
    alimentará a su rebaño entre muchas tribulaciones;
    tras lo cual, la ciudad de las siete colinas [Roma] será destruida
    y el Juez Terrible juzgará a su pueblo. Fin.»
    Es curioso que, con esa redacción, no se puede determinar quién reinará durante la “prosecución final” de la Iglesia, si de gloria olivæ o Petrus Romanus.

    En un intento de suavizar el tono milenarista del texto, algunos apologetas han sugerido que en realidad Pedro el Romano es un nombre genérico para todos los papas (en tanto que descendientes del apóstol Pedro) y por tanto no es posible saber cuántos de ellos habrá hasta la Segunda Venida. También hay quien ha propuesto que el acrónimo S.R.E. no debe usarse en caso genitivo (Sanctæ Romanæ Ecclesiæ) sino en acusativo (Sanctam Romanam Ecclesiam). En este caso se abren tres nuevas posibilidades, pues la traducción posible podría ser:

    [Este papa] “reinará en la última persecución de la Santa Iglesia Romana” (lo que sugeriría un 113º pontífice entre de gloria olivæ y Petrus Romanus).
    “En la prosecución final, la Santa Iglesia Romana reinará” (sin aclarar durante qué pontificado), e incluso:
    “A continuación, reinará la Santa Iglesia Romana perseguida de forma extrema”.
    Estas dudas no han obstado para que la Profecía de los Papas —que ya la tradición consideraba como “la lista de Papas desde la muerte de San Malaquías hasta el fin del mundo”— se transforme en una profecía abiertamente apocalíptica a los ojos de algunos. Gente de todas las naciones se interesan por ella, puesto que la llegada del Anticristo, la Segunda Venida de Cristo y el fin de los tiempos que conocemos se hallaría supuestamente próximo.

    Canonicidad de los textos [editar]El último texto que la Iglesia Católica declara oficialmente como inspirado por Dios es el Apocalipsis de San Juan. No obstante, numerosos santos católicos como San Malaquías han tenido visiones proféticas después de este escrito. La Iglesia Católica no ha afirmado ni ha apoyado la veracidad de estas profecías, pero no ha expresado ninguna prohibición pública a sus seguidores a la hora de creer en estas revelaciones o no.

    Posible fraude [editar]El erudito español Benito Jerónimo Feijoo anota en su Teatro Crítico Universal, Tomo II, VI, Profecías supuestas, numerales 37, 38 y 39 que la profecía es apócrifa, que le fue entregada a Alfonso Chacón y que sólo tiene precisión hasta Urbano VII, lo que muestra el fraude. Para el jesuita Claude-François Menestrier estas profecías fueron fabricadas para propiciar la candidatura a Papa de Girolamo Simoncelli, cardenal de Orvieto en 1590 para suceder a Urbano VII. También el historiador español José Luis Calvo confirma que hasta ese Papa los lemas calzan muy bien con los Papas y a partir de esa fecha hay que hacer esfuerzos para que coincidan. Lo más probable es que la profecía haya sido hecha por alguien que utilizó el prestigio del erudito y arquéologo dominico Alfonso Chacón o Alphonsus Ciacconus quien comentó los lemas en el texto de 1595 hasta Urbano VII.

    Y SI LES QUEDAN DUDAS LES HABLARE SOBRE:
    EL QUESO:
    Queso
    De Wikipedia, la enciclopedia libre
    Saltar a navegación, búsqueda

    Pieza de queso.
    Distintos quesos a la venta.El queso es un alimento sólido elaborado a partir de la leche cuajada de vaca, cabra, oveja, búfala, camella u otros mamíferos rumiantes. Es la conserva ideal pues muy difícilmente se estropea con el transcurso del tiempo ya que al secarse mejoran sus cualidades en relación al peso. La leche es inducida a cuajarse usando una combinación de cuajo (o algún sustituto) y acidificación. Las bacterias se encargan de acidificar la leche, jugando también un papel importante en la definición de la textura y el sabor de la mayoría de los quesos. Algunos también contienen mohos, tanto en la superficie exterior como en el interior.

    Para los antiguos griegos “el queso era un regalo de los dioses”.[1] Hay centenares de variedades de queso. Sus diferentes estilos y sabores son el resultado del uso de distintas especies de bacterias y mohos, diferentes niveles de nata en la leche, variaciones en el tiempo de curación, diferentes tratamientos en su proceso y diferentes razas de vacas, cabras o el mamífero cuya leche se use. Otros factores incluyen la dieta del ganado y la adición de agentes saborizantes tales como hierbas, especias o ahumado. Que la leche esté o no pasteurizada también puede afectar al sabor.

    Para algunos quesos se cuaja la leche añadiéndole ácidos tales como vinagre o jugo de limón.Sin embargo, la mayoría se acidifican en grado menor gracias a las bacterias que se le añaden, que transforman los azúcares de la leche en ácido láctico, a lo que sigue la adición de cuajo para completar el proceso de cuajado. El cuajo es una enzima tradicionalmente obtenida del estómago del ganado lactante, pero actualmente también se producen sustitutos microbiológicos en laboratorio. También se han extraído «cuajos vegetales» de varias especies de la familia de cardos Cynara.

    La palabra queso deriva del latín caseus. Sin embargo en la época romana se hizo famoso el término formaticum entre los legionarios, de caseus formatus, que significa queso moldeado. Así se tiene que en francés se diga fromage, en italiano formaggio o en catalán formatge.

    Contenido [ocultar]
    1 Historia
    1.1 Orígenes
    1.2 Época clásica
    1.3 El legado de Roma en Europa
    1.4 Tiempos modernos
    2 Producción y consumo en el mundo
    3 Aspectos culturales
    4 Tipos de queso
    4.1 Denominaciones de origen
    4.2 Tipos de leche usada
    4.3 Quesos frescos
    4.4 Quesos curados
    4.5 Quesos cremosos
    4.6 Quesos verdes o azules
    5 Propiedades nutricionales
    6 Elaboración
    6.1 Cuajado
    6.2 Procesamiento de la cuajada
    6.3 Añejamiento
    7 Cocinado
    8 El queso en la cultura popular
    9 Referencias
    10 Véase también
    11 Enlaces externos

    Historia [editar]Se trata de un alimento antiguo cuyos orígenes pueden ser anteriores a la historia escrita. Descubierto probablemente en Asia Central o en Oriente Medio, su fabricación se extendió a Europa y se había convertido en una empresa sofisticada ya en época romana. Cuando la influencia de Roma decayó, surgieron técnicas de elaboración locales diferentes. Esta diversidad alcanzó su cúspide a principios de la era industrial y ha declinado en cierta medida desde entonces debido a la mecanización y los factores económicos.

    Desde las antiguas civilizaciones, el queso se ha almacenado para las épocas de escasez y se le considera un buen alimento para los viajes, siendo apreciado por su facilidad de transporte, buena conservación y alto contenido en grasa, proteínas, calcio y fósforo. El queso es más ligero, más compacto y se conserva durante más tiempo que la leche a partir de la que se obtiene. Los fabricantes de queso pueden establecerse cerca del centro de una región productora y beneficiarse así de leche más fresca, más barata y con menor coste de transporte. La buena conservación del producto permite a los fabricantes vender sólo cuando los precios están altos o necesitan dinero. Algunos mercados incluso pagan más por quesos viejos, justo al contrario de lo que ocurre con la producción de leche.

    Orígenes [editar]
    Queso cottage. Posible aspecto de los primeros quesos.Los orígenes de la elaboración del queso están en discusión y no se pueden datar con exactitud, aunque se estima que se encuentran entre el año 8000 a. C. (cuando se domestica la oveja) y el 3000 a. C.

    Existe una leyenda que dice que fue descubierto por un mercader árabe que, mientras realizaba un largo viaje por el desierto, puso leche en un recipiente fabricado a partir del estómago de un cordero. Cuando fue a consumirla vio que estaba coagulada y fermentada (debido al cuajo del estómago del cordero y a la alta temperatura del desierto). Hay otros autores que señalan que el queso ya se conocía en la prehistoria, extremo que no se ha podido comprobar.

    Leyendas aparte, probablemente surgió como una manera de conservar la leche, aplicándole sal y presión, antes de usar un fermento por primera vez, quizás al comprobar que los quesos hechos en estómagos de animales tenían una mejor y más sólida textura. Las pruebas arqueológicas más antiguas de la manufactura del queso se han encontrado en murales de tumbas del Antiguo Egipto, datadas sobre el 2300 a. C. Estos primeros quesos probablemente tendrían un fuerte sabor y estarían intensamente salados, con una textura similar a los quesos feta o requesón.

    Las ovejas fueron domesticadas hace 12.000 años y en antiguo Egipto se cuidaban vacas y se les ordeñaban para tener la leche por lo que es lógico pensar que también harían quesos. La leche se conservaba en recipientes de piel, cerámica porosa o madera, pero como era difícil mantenerlos limpios, la leche fermentaba con rapidez. El siguiente paso fue el de extraer el suero de la cuajada para elaborar algún tipo de queso fresco, sin cuajo, de sabor fuerte y ácido.[2]

    Desde Oriente Medio, las habilidades en la manufactura del queso se introdujeron en Europa, donde climas más fríos hacían necesario menos cantidades de sal para la conserva. Con la reducción de sales y ácidos, el queso se convirtió en un ambiente propicio para bacterias y mohos, encargados de darle su sabor característico.

    Época clásica [editar]La mitología de la Antigua Grecia atribuía a Aristeo el descubrimiento del queso. En La Odisea de Homero (siglo VIII a. C.) se describe a un Cíclope haciendo y almacenando quesos de oveja y cabra.

    En los tiempos de la Antigua Roma era un alimento que se consumía a diario, y su proceso de fabricación no distaba demasiado a como se hace actualmente fuera del ámbito industrial. En el Re Rustica de Columela (cerca del 65 d. C.) se detalla la fabricación de quesos con procesos que comprenden la coagulación con fermentos, presurización del cuajo, salado y curado. La Naturalis Historia de Plinio el Viejo (77 d. C.) dedica un capítulo (XI, 97) a describir la diversidad de quesos consumidos por los romanos del Imperio. Sostenía que los mejores eran los galos procedentes de Nimes, aunque no se podían conservar demasiado tiempo y debían consumirse frescos. Los quesos de los Alpes y Apeninos tenían una variedad tan considerable como hoy en día. De los extranjeros, Plinio prefería los de Bitinia, en la actual Turquía.

    El legado de Roma en Europa [editar]
    Queso parmesano, elaborado tradicionalmente desde la Edad Media.Roma extendió sus técnicas en la manufactura del queso por gran parte de Europa, introduciéndolas en regiones sin conocimiento de ellas hasta el momento. Con el declive de Roma y el colapso en el comercio de grandes distancias, la diversidad del queso en Europa aumentó sensiblemente, con distintas regiones desarrollando sus propias tradiciones distintivas. Francia e Italia son los países con una mayor gama de tipos de queso distintivos actualmente, con unos 400 tipos aproximadamente cada uno. Muestra de ello es el proverbio francés que sostiene que hay un queso francés diferente para cada día del año, como también la cita del presidente francés Charles de Gaulle “¿Cómo es posible gobernar un país en el que hay 246 clases de queso?”.[3]

    A pesar de todo, los avances en la artesanía del queso en Europa progresaron lentamente en los siglos posteriores a la caída de Roma. Muchos de los que conocemos actualmente aparecieron como tales en la Baja Edad Media o después. Se conserva un documento del año 959 escrito en el monasterio de Santo Domingo de Silos, en la provincia castellana de Burgos, consistente en una relación de los quesos dispensados por el monasterio de Rozuela (La noticia de kesos), y que supone la primera manifestación conocida de la lengua romance castellana derivada del latín.[4] Quesos actuales como el cheddar datan del año 1500, el parmesano en 1597, el gouda en 1697 y el camembert en 1791, por poner algunos ejemplos.[5]

    Tiempos modernos [editar]
    Queso procesado en un supermercado actual.A pesar de estar ligado a la cultura moderna europea, el queso era prácticamente desconocido en las culturas orientales, no había sido inventado en la América precolombina, y tenía un uso bastante limitado en África, siendo popular y estando desarrollado sólo en Europa y en las áreas fuertemente influenciadas por su cultura. Pero con la extensión, primero del imperialismo europeo, y después de la cultura euroamericana, poco a poco el queso se ha dado a conocer y se ha hecho popular en todo el mundo.

    La primera fábrica para la producción industrial del queso se abrió en Suiza en 1815, pero fue en los Estados Unidos donde la producción a gran escala empezó a tener realmente éxito. Se considera responsable de ello frecuentemente a Jesse Williams, propietario de una granja lechera de Rome, Nueva York, y que en 1851 empezó a fabricar queso en una cadena de montaje con la leche de las granjas cercanas. Durante décadas, fueron comunes este tipo de asociaciones entre granjas.

    Los años 1860 mostraron las posibilidades de la producción de queso, y sobre el cambio de siglo la ciencia comenzó a producir microbios puros. Antes de esto, las bacterias se obtenían del medio ambiente o reciclando otras ya usadas. El uso de microbios puros significó una producción mucho más estandarizada. Se empezaron a producir lo que se denomina queso procesado.

    La producción industrial de queso adelantó a la tradicional en la Segunda Guerra Mundial, y las fábricas se convirtieron en la fuente de la mayoría de quesos en América y Europa desde entonces.

    Producción y consumo en el mundo [editar]El queso es uno de los principales productos agrícolas del mundo. Según la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) de las Naciones Unidas, en 2004 se produjeron en el mundo más de 18 millones de toneladas. Esta cantidad es superior a la producción anual de granos de café, hojas de té, granos de cacao y tabaco juntos. El mayor productor de queso es Estados Unidos, que asume un 30 por ciento de la producción mundial, seguido de Alemania y Francia.

    En cuanto a las exportaciones, el país con mayor valor monetario de ellas es Francia, seguido de Alemania, que es el mayor en cuanto a cantidad. De los diez mayores países exportadores, sólo Irlanda, Nueva Zelanda, Países Bajos y Australia tienen un mercado mayoritariamente oriental, con un 95, 90, 72 y 65 por ciento de sus producciones exportadas, respectivamente.[6] A pesar de ser Francia el mayor exportador, tan solo un 30 por cien de producción es exportada. Y la de los Estados Unidos, el mayor productor, es prácticamente despreciable, ya que la mayor parte de su producción es para el mercado doméstico. Los países que más queso importan son Alemania, Reino Unido e Italia, por este orden.[7]

    En el consumo por persona, Grecia se encuentra en el primer puesto del ranking mundial, con 27,3 kg de media consumidos por habitante (el queso feta suma tres cuartos del consumo total). Francia es el segundo consumidor mundial, con unos 24 kg por persona, y los quesos emmental y camembert son sus quesos más comunes. En tercera posición se encuentra Italia, con 22,9 kg por persona. En los Estados Unidos el consumo se está incrementando rápidamente, habiéndose triplicado prácticamente entre 1970 y 2003. El consumo por habitante alcanzó en 2003 los 14,1 kg, siendo la mozzarella (ingrediente básico de la pizza) el queso favorito de los estadounidenses, con un tercio del total consumido.

    Mercado de queso gouda, en los Países Bajos.Productores mundiales en 2004[8]
    (miles de toneladas) Países exportadores en 2004[9]
    (valor en dólares USD) Mayores consumidores en 2003[10]
    (kg por habitante)
    Estados Unidos 4.327 Francia 2.715.142 Grecia 27,3
    Alemania 1.929 Alemania 2.424.575 Francia 24,0
    Francia 1.827 Países Bajos 2.099.737 Italia 22,9
    Italia 1.102 Italia 1.384.755 Suiza 20,6
    Países Bajos 672 Dinamarca 1.123.706 Alemania 20,2
    Polonia 535 Australia 643.575 Países Bajos 19,9
    Brasil 470 Nueva Zelanda 631.963 Austria 19,5
    Egipto 450 Bélgica 568.794 Suecia 17,9
    Argentina 398[11] Irlanda 445.492 Dinamarca 16,7
    Australia 373 Reino Unido 374.957 Finlandia 16,7

    Aspectos culturales [editar]El queso no tiene una presencia significativa en la cocina asiática, ni como alimento diario, ni como ingrediente en otros platos. La razón ha sido estudiada por la antropología cultural, y es de las pocas a las que Marvin Harris reconoce tener causa genética (el predominio genético de la intolerancia a la lactosa en la población

    Responder

  9. brandon
    27 de Agosto de 2010

    oigan fino lo del billete pero nostradamus es mas que un plagiador la mayoria de sus predecciones fueron plagios de un libro que salio 10 o 15 años
    y esas supuesta “predicciones”(algunas)eran echos que ya habian sucedido lo se porque lo vi en discovery channel o history channel no recuerdo

    Responder

  10. carolina
    31 de Agosto de 2010

    esto me parece una estupides ya que lo intente y en el video no aparecio nada eso es pura basura eso no existe y fuerea del caso leo dice bobadas y mentiras igual que roxana ronal y otros son como idiotas eso NO EXISTE es un montaje enserio y se inventan que eso si existe para hacer publicida por nada mas piensenlo bien ¿enrealidad existe o no? solo ustedes lo saven

    Responder

  11. Luis Angel
    11 de Septiembre de 2010

    Carolina, esto no es un montaje. Yo lo he probado con un billete de 20 dolares y millones de personas tambien. Aun asi, creo que solo es coincidencia.

    Responder

  12. David
    17 de Diciembre de 2010

    No es un montaje yo tengo uno y si que salen las torres

    Responder

  13. David
    17 de Diciembre de 2010

    Em Carolina prueba a doblarlo bien xD! Pero puedo asegurar que tengo un billete de 20 dolares de 1874 y salen las torres gemelas en llamas

    Responder

  14. Luis
    23 de Mayo de 2011

    Cuando fue creado el billete de 20 dolares?
    El presidente Jackson fallecio en 1845, por lo tanto tiene q haber sido posterior a eso.
    Cito textualmente ahora:

    “La idea de establecer en la ciudad de Nueva York al World Trade Center comenzó en 1946”

    (http://es.wikipedia.org/wiki/World_Trade_Center)

    Que plan se estaba cocinando entre 1845 a 1946? La persona q dibujo las torres gemelas en el billete de 20 dolares lo hizo como prediccion o como mensaje subliminal de algo que ya estaba calculado para suceder?

    Responder

  15. pinkiie
    13 de Septiembre de 2011

    lo de los billetes si es cierto… io lo probe cuando recien paso lo de los atentados y tanto las torres como el pentagono aparecen

    Responder

Responder

 

 

 

Volver arriba
móvil escritorio