0

A la estatua no le gustan los bebés

La estatua de este vídeo no siente mucho afecto hacia los bebés, sobre todo cuando empiezan a llorar.

Tanto es así que no duda en intentar un aplastamiento con la piedra gigante que sujeta sobre sus hombros.

Afortunadamente, todo se trata de una broma de Just for Laughs, pero el susto que se llevan las víctimas es muy fuerte.


Escribe un comentario