0

Angela Merkel y su baño de cerveza

Angela Merkel, una de las mujeres más poderosas del mundo, no pudo evitar ser victima de una de las situaciones más incomodas que a cualquier persona le puede pasar en un restaurante o bar, ser bañada en cerveza por el descuido de un camarero.

En medio de decenas de camarógrafos y periodistas, la canciller alemana fue a sentarse a su mesa cuando un camarero se acercó a servirle su cerveza. El camarero de 21 años e identificado como Martin D., portaba en su mano izquierda una bandeja con más copas de cerveza. Al ir a dejar la copa de la canciller en la mesa, se inclinó tanto que terminó volcando todas las copas sobre su nuca.

En un comienzo, el gesto de Merkel fue de sorpresa y algo de enojo, pero rápidamente cambió el chip al verse rodeada de tantos ojos, tomándolo con aparente tranquilidad y de buena manera.

Según explicó el joven camarero “Me empujaron por detrás y traté de coger las cervezas, pero ya era demasiado tarde”. Se puede en el video que Martin exclama algo al ver lo sucedido: “Grité ‘¡mierda!'”, confiesa. Sin embargo, la canciller no se tomó a mal su particular baño de cerveza. “Se dio la vuelta y me sonrió”.


Escribe un comentario