0

Atención a este kamikaze en lancha motora

El conductor de esta lancha motora se da una leche épica que seguramente le dejó la cara dolorida durante semanas.

Se precipita a toda velocidad contra la arena de la playa como si de un kamikaze se tratara.

Y como no podía ser de otra forma, la lancha se para en seco, haciéndole salir despedido cual muñeco de trapo. Fail loco, pero fail al fin y al cabo.


Escribe un comentario