0

¿Qué harías si te gastaran esta broma?

En Japón son únicos gastando bromas porque se las trabajan muchísimo y, además, no tienen ningún tipo de piedad con las víctimas. Todavía se nos escapa alguna carcajada al recordar aquella del dinosaurio corriendo por la oficina.

Además de hacerles pasar el peor rato de sus vidas, después les obligan a revivir la broma haciendo especial hincapié en las caras de espanto que ponen (y no es para menos).

En este caso se trata de una broma en la que la víctima es invitada a entrar en un ascensor cuyo suelo se abre, dejándo a la persona caer por un tobogán lleno de algún tipo de producto pegajoso.

Más información – Japonés se lleva el susto de su vida con un dinosaurio


Escribe un comentario