0

La cama voladora: ¿han llegado los japoneses demasiado lejos?

Estamos acostumbrados a ver todo tipo de bromas pesadas procedentes de Japón, pero esta vez podrían haber llegado demasiado lejos con esta en la que el elemento clave es una cama voladora.

El mecanismo de la cama voladora es sencillo, aunque el susto debe ser monumental. Dos grúas sostienen ambos lados de la cama mediante cables y en un momento dado, cuando la víctima menos se lo espera, hacen que esta se eleve a 50 metros a toda velocidad, rompiendo incluso el techo de la casa.

¿Crees que esta vez han llegado demasiado lejos? Lo que esta claro es que todos parecen pasárselo genial. En el plató desde luego se parten de la risa, aunque no sé si la víctima opinará lo mismo.


Escribe un comentario