0

Celebrar demasiado un gol te puede salir así de caro…

Los porteros marcan muy pocos goles en el fútbol y la gran mayoría de ellos se retiran sin haber saboreado lo que siente un killer del área. Quizá por eso el protagonista de este vídeo celebró tanto su anotación y quizá por eso, acabó recogiendo el esférico de su propia portería a la vez que dejaba en el suelo su amor propio…


Escribe un comentario