0

Desnudo y dolorido

Este hombre, con una mano en las bolas y la otra al aire, corría alocadamente hacia un pequeño campo de juego, pero no contaba con una puerta cerrada de plexiglás, y sufrió una fuerte estrellada.

Más caídas y accidentes


Escribe un comentario