0

El Gato que manda

Este no es capaz de abrir por su propia cuenta un recipiente para poder comer, y por ello pide ayuda a su dueño de una manera muy particular; prácticamente lo obliga.


Escribe un comentario