0

El golazo de Nayim que valió una recopa para el Zaragoza

Nayim, marcó uno de los goles más espectaculares, decisivos e inesperados que jamás hayamos visto. El Zaragoza, que se jugaba la recopa ante el Arsenal en el año 1995, empataba a uno con los ingleses y el partido estaba a punto de llegar a los penaltys. Entonces el balón cayó en sus pies en el centro del campo… y el ceutí no se lo pensó: se sacó de la manga una parábola diabólica que se coló en la portería de Seaman y dio el título a los maños. Inolvidable.


Escribe un comentario