0

Entre esclavos y varitas mágicas

Nos encontramos ya al final del camino con los dos últimos episodios de nuestros amigos los Pattex.

Tras la prueba de la semana anterior, en la que Dani resultó ganador, Eva tenía que quedarse sola en casa, lo que conllevaba trabajar por los dos. En la vida en pareja a veces es frecuente este tipo de pruebas planteadas como un juego, aunque todos estamos de acuerdo en que lo normal y justo es que ambos miembros trabajen por igual.

El reparto de tareas es absolutamente necesario para que la convivencia funcione correctamente. Como bien dice nuestra gran experta en parejas, la generosidad, la flexibilidad y el sentido común consiguen que nos respetemos y tratemos de igual a igual, sin diferencias de ningún tipo.

El caso es que por un día Eva tuvo que trabajar algo más de la cuenta, colocándo zócalos, arreglando los cuadros, etc; toda una sesión de bricolaje pura y dura. Mientras tanto Dani llevaba una vida un poco dirente…jejeje. Eso sí, todo transcurrió con mucho humor y “buen rollo”.

En la última prueba, nuestros amigos tenían que arreglar las pequeñas fugas o desperfectos de la casa, pero también las que hay en la convivencia del día a día. Esos gestos, manías o particularidades de nuestra pareja que nos desquician por momentos. También las cosas que se quedan pendientes de resolver, o incluso los comentarios o indirectas que crean mal ambiente y al final resultan dañinas.

Para todos esos diferentes tipo de “fugas” debe haber solución. Para las de la casa, la “Barrita Arreglatodo” de Pattex lo soluciona sin problemas, para las vida de pareja… diálogo, comprensión y mucha empatía es la receta mágica. Eva y Dani pasaron por esta prueba con nota siguiendo las directrices de Dimitra, ya que pudieron desahogarse y escucharse con sinceridad. Así son y así somos, con nuestros defectos y nuestras virtudes. ¡Enhorabuena de nuevo, chicos!

Y sin más, los Pattex se despiden de todos nosotros!. No dejeis de seguir los capítulos de Los Pattex en www.elblocdelospattex.es y recordad que a partir de ahora la Bricoterapia tiene premio seguro.


Escribe un comentario