0

Es rociado con un extintor por dormirse en clase

Este estudiante no volverá a dormirse en clase, al menos no en la de esta materia.

Y es que el profesor toma medidas extremas para despertarlo. Nada del típico toque en el hombro ni de comentarios sobre su siesta para ver si se da por aludido.

Ni corto ni perezoso, el maestro rocía al estudiante con un extintor. Si no está preparado, se trata de algo bastante grave.


Escribe un comentario