0

Eso sí que es ganar un partido de coña…

Anotar una canasta en el último minuto del partido y, de remate, hacerlo de espaldas es una historieta como muy de película de serie b ambientada en un instituto. Pero nada más lejos de la realidad porque esto es precisamente lo que pasa en este clip.


Escribe un comentario