0

Estos dos niños saben bien cómo tomar el pelo a la gente

Los niños nunca dejan de sorprendernos, pero lo que no sabían las víctimas de esta broma es hasta qué punto.

Una niña pide que le ayuden a atar los cordones de sus zapatos… hasta ahí todo lo normal.

Sin embargo, cuando la víctima levanta la cabeza se encuentra con que ya no hay una niña, sino un niño. Lo dicho, nunca dejarán de sorprendernos, aunque en esta ocasión hay truco, made in Just for Laughs, claro.


Escribe un comentario