0

Explosión de fuegos artificiales al interior de una lancha

Como bien es sabido, la pólvora, la cual da vida a los siempre vistosos y coloridos fuegos artificiales, se pueden convertir en un verdadero peligro si no se cuenta con las medidas de seguridad adecuadas, y no se presenta un correcto manejo y transporte de la misma.

De los más recientes casos de mala manipulación de pólvora se presentó el pasado lunes en el Popular Lago Ilopango, un importante centro de peregrinación en el país centroamericano de El Salvador.

Una impresionante explosión se presentó cuando la lancha que transportaba los fuegos artificiales para la procesión de la Virgen de Dolores de Apulo, prendió en llamas tras un descuido de la tripulación, quienes inmediatamente se lanzaron al agua, salvo dos chicos que al parecer no sabían nadar (no veo otra explicación); aunque también se dice que no se quisieron lanzar para no perjudicar sus teléfonos móviles (algo muy tonto). Afortunadamente no hubo lesionados, solo daños materiales.

Todo se inició porque al parecer la persona encargada de encender los pirotécnicos llevaba el resto de la pólvora a su lado, cuando lo recomendado en estos casos es que sea transportada al fondo de la lancha.

La procesión continuó a pesar del impresionante incidente.


Escribe un comentario