0

Futbolista por poco pierde su mano en Irán

Un hecho insólito se presentó esta semana en el estadio de fútbol de la ciudad de Isfahan, en Iran, durante un compromiso de los cuartos de final de la Liga de Campeones asiática entre el Sepahan y el Saudita Al Ahli.

El partido se vio interrumpido temporalmente cuando el árbitro corrió hacia una de las líneas laterales para inspeccionar una serie de escombros tirados en el campo de juego desde las graderías.

Adel Kolahkaj, centrocampista del equipo local, se acercó para retirar los objetos de allí, pero lo que no sabía es que uno de ellos pudo haberle causado la muerte.

El futbolista tomó un pequeño objeto negro y lo arrojó fuera de la cancha, resultando ser una especie de granada mini o petardo que explotó al tocar el suelo. Una llamarada de humo se extendió en el borde del campo. Tantos los jugadores como los trabajadores del estadio huyeron para esconderse. Kolahkaj no podía creer la clase de artefacto que unos segundos antes había tenido en sus manos.

Más información – Autogol para no creer en Brasil


Escribe un comentario