0

Ganándose el mareo en la hamaca

Esto es ganarse a pulso el mareo: las vueltas en la hamaca hacen que este joven no sea siquiera capaz de mantener una línea recta de dos pasos tras haberse puesto en pie.


Escribe un comentario