0

Ha faltado muy poco para que haya una desgracia…

La escena estremece solo con verla: el tipo pega un salto y justo después se caen las rocas sobre las que estaba apoyado. Le ha faltado muy poquito…


Escribe un comentario