0

Jooo, que yo también quiero jugar…

Estos dos labradores se están peleando por una pelota. El problema es que otro de los hermanos quiere jugar, aunque no encuentra un hueco entre los morros, así que lo soluciona a su manera…


Escribe un comentario