0

La mayor vergüenza pública

Cuando nos decidimos a tomar unas copas de más, debemos tener cuidado para no pasar vergüenzas como esta, en las que se puede ver en forma jocosa (pero preocupante), el daño que puede causar en nuestros sentidos.

Pero más triste es la escena cuando la protagoniza una mujer, que sin saberlo apareció con los pantalones abajo dormida en una mesa ante los ojos de decenas de personas, y cuando se quiso parar para subírselos, y posteriormente irse de allí, lo que siguió fue haciendo el ridículo, hasta que prácticamente la tuvieron que echar.

Más


Escribe un comentario