0

La rana y su venganza

Si bien es cierto que algunos animales son graciosos y permiten interactuar de una manera agradable con ellos, hay algunos que es mejor dejarlos quietos y no molestarlos, porque en el momento menos pensado pierden la paciencia y se cobran su revancha.

Es el caso de esta rana, quien se cansó de que jugaran con ella haciéndole creer que los insectos virtuales de un iPhone eran una presa difícil de cazar. Fueron muchos los intentos por atrapar una deliciosa mosca, pero una y otra vez se chocaba contra la pantalla del dispositivo.

Así que con todo el enojo encima, optó por atacar aquel dedo que lo engañaba; dándole un toque de impacto al final del video.
Más información – La curiosa historia del gato y el niño

 


Escribe un comentario