0

Las apariencias engañan

Este anuncio televisivo nos da buena cuenta de cómo las apariencias engañan y de cómo no es oro todo lo que reluce. El transeúnte se queda anonadado ante la belleza trasera de una aparente jovencita, que resulta no ser tal cuando se vuelve y su cara demuestra su verdadera edad. Todo un palazo incluso para los que ven el anuncio… ¿Cierto?


Escribe un comentario