0

Menudo fail comete esta saltadora olímpica. ¡Me duele hasta a mí el espaldarazo que se ha dado!

Esta pobre saltadora olímpica calcula mal sus movimientos. ¿El resultado? Un fail en forma de terrible espaldarazo que se lleva al llegar al agua. ¡Dios mío que dolor!


Escribe un comentario