0

Jugándose la vida entre remolinos de agua

El protagonista de este vídeo no tiene dos dedos de frente. No hay más. No entiendo como alguien puede jugarse la vida nadando entre remolinos de agua. Perfectamente podría haberse ahogado, pero siempre tiene que haber lumbreras en el mundo, ¿no creéis?


Escribe un comentario