0

Pánico en Nueva Zelanda por nuevos terremotos

Nada se puede hacer contra el poder de la naturaleza, cuando esta se enoja y empieza a rugir, sin duda es para tenerle respeto, ya que arrasa con todo a su alrededor y no reconoce genero, edad, estrato o nivel social, solo desata su ira, cobrando victimas mortales que son inocentes y no merecían lo sucedido, pero ¿Cómo pelear en contra esta realidad?, básicamente no hay mucho que hacer, es imposible luchar contra la corriente.

La furia de ésta, ha sido en la mayoría de sus casos muy extrema y fuerte, desde erupción de volcanes, hasta terremotos, tornados, maremotos, entre otros, son sus manifestaciones de las cuales muy pocos  se salvan.

En Nueva Zelanda, dos terremotos estremecieron el país en la madrugada del viernes 23 de diciembre (un sismo, replicas de 5,3 y 4,2 grados de magnitud, y como si fuera poco, una hora y veinte minutos después, otra de 5,8) , pero afortunadamente no hubieron victimas ni daños materiales de gran valor, solo unos pocos heridos.

Lo que hubo fue susto, pánico y consternación por parte de los habitantes que llegaron a creer que el fin de sus días ya había llegado, pero por fortuna, no se repitió la misma historia del pasado 22 de febrero en la ciudad de Christchurch, la cual fue sacudida por un terremoto de 6,3 grados de magnitud que causó 181 muertos y destruyó bastantes edificios.


Escribe un comentario