0

Pumares y el Fibergrán

Un0 de los momentos radiofónicos más surrealistas que hemos vivido en la historia de las ondas españolas es este en el que Carlos Pumares trata de dictar el nombre de un medicamento a una oyente, ante el estupor del propio doctor que se lo recomendó en antena. Los esfuerzos de la pobre señora son grandes, pero poco efectivos, y Pumares acabó sacando lo peor que llevaba dentro.


Escribe un comentario