0

Si bebes, no navegues

Pasar una tarde en un barco de lujo puede ser de lo más divertido, sobre todo, si un amigo tuyo se pilla un pedo de flipar y la lía parda. Eso sí, ten tu móvil a mano para grabarlo. Y es que, ¡si bebes, no navegues!


Escribe un comentario