0

Visitar el sobrecogedor Castillo de Praga

Praga es considerada como una de las más bellas ciudades europeas, dueña de un ambiente medieval único, en el que se destaca el maravilloso complejo del Castillo de Praga, ubicado a la margen izquierda del río Moldava.

Gracias a su privilegiada ubicación sobre una colina rocosa, su imagen a la distancia es imponente y sobrecogedora, además, con sus más de 1100 años de existencia, evidencia la evolución del estado Checo. En principio, esta fue la residencia príncipes y reyes, y desde el año 1918 es la sede presidencial.

Palacios, edificios religiosos, de oficina, fortificaciones, y de viviendas de varios estilos arquitectónicos, hacen parte de este conjunto; todos ellos interconectados por una serie de patios y pequeñas calles ocupando una extensión de 45 hectáreas.

Se destacan edificaciones como la Catedral de San Vito, catalogada entre las más bellas de Europa; la Basílica y Convento de San Jorge, que contienen arte antiguo de Bohemia, la Torre de Pólvora o Mihulka, el Palacio Real, las Galerías de pintura renacentista y barroca en las antiguas caballerizas del castillo (con obras de artistas de fama mundial como Tiziano, Rubens y Tintoretto), el callejón del Oro y la Alquimia con una encantadora colección de pequeñas casas antiguas pintadas con colores vivos y tejados altos e inclinados (Según la leyenda, aquí los grandes alquimistas se daban cita para descubrir la fórmula hacer oro), la capilla de la Santa Cruz, la Torre Dalibor, el Palacio Lobkovitz (residencia de la poderosa familia católica Lobkovitz, hoy museo histórico), la torre Negra entre otras muchas atracciones.


Escribe un comentario