0

Volkswagen y la fuerza del lado oscuro

Lo de el niño que protagoniza este anuncio no tiene nombre. Lo cierto es que es muy difícil que un pequeño de esa edad actúe tan bien sin siquiera mostrar ningún gesto. Lo vemos concentrado, lo vemos decepcionado, lo vemos flipando… y en ningún momento vemos su rostro. Sin duda un diez en lenguaje corporal, como un diez le ponemos a los guionistas de este spot que tanta gracia nos hizo en su momento y nos sigue haciendo ahora.


Escribe un comentario