0

Y Zidane nos dio La Novena…

Uno de los goles que los madridistas recuerdan con mayor cariño de toda la historia y que se ha quedado también grabado en las retinas del resto de seguidores fue el anotado por Zinedine Zidane en Glasgow con una impresionante volea que tumbó al Bayern Leverkusen en la final de la Champions League de 2002, que fue la nonvena que consiguieron los blancos, gracias para el que para mí ha sido en jugador más elegante que jamás hubo.


Escribe un comentario